miércoles, 30 de diciembre de 2015

Conil de la Frontera - Tarifa

Tras pasar la noche en Conil de la Frontera, estamos preparados para seguir en pos de nuestro próximo objetivo, Tarifa.


En esta etapa,disfrutamos de las vastas extensiones de las playas de la costa gaditana.


Alternando carriles arenosos


 y carreteras poco transitadas, pasamos las localidades de El Palmar y Caños de Meca, llegando al pinar de la Breña, extenso bosque arenoso que nos separa de Barbate,


Después de una subida a ratos algo complicada por el pinar,


Emprenderemos una cómoda bajada por una pista de lo más disfrutona,


Pasamos rápidamente Barbate y aquí nos encontramos  con el que iba a ser el enemigo de la jornada, el viento de levante.Tras otro carril arenoso, que con el viento en contra, parece interminable

llegamos a Zahara de los atunes.
Después de una obligada parada, para comer algo y recuperar fuerzas, retomamos la senda que nos conduce a Bolonia y de ahí a nuestro final de etapa.



Adentrándonos en el parque natural del estrecho, donde el viento y las cuestas , hacen de la llegada a Tarifa, todo un logro.





martes, 29 de diciembre de 2015

Sanlucar de Barrameda- Conil de la Frontera

La logística se complica en esta etapa,



Viajamos en autobús hasta el inicio de la misma, y en este, los footbikes deben ir empaquetados en el maletero.

Ya en Sanlucar de Barrameda, desempaquetamos, montamos y estamos listos para salir,

El hecho de conocer bien el recorrido y la ausencia de desnivel en el trayecto, nos animan a plantear una etapa larga, que con sus 101 km nos llevará a través de la ruta verde del noroeste,

 largas sendas agrícolas entre tradicionales fincas de viñedos ,


las marismas del parque metropolitano de los toruños


o los pinares del corredor verde dos bahías.


La noche nos alcanza en los pinares de Roche, cuyo faro advierte de la llegada a la costa y de la proximidad del final de la jornada de hoy.

Tras ocho horas llegamos a nuestro destino, Conil de la Frontera, donde repondremos energías de cara al día siguiente.


lunes, 28 de diciembre de 2015

Sevilla- Sanlucar de Barrameda

Salimos de la capital andaluza, a la que hemos llegado en tren, poniendo rumbo a la salida sur de la ciudad.


Tras pasar bajo el puente del quinto centenario y atravesar el polígono industrial de Bellavista, pronto encontraremos la entrada a una vía pecuaria , conocida como el corredor verde del Guadaira.
Una agradable pista de tierra


 que nos conduce a una imponente finca de naranjos.



Lo seguimos hasta llegar al cruce de Coria del río , en el que nos desviamos para encontrarnos con la ruta que nos proporciona la guía de la TransAndalus, desde esta localidad sevillana hasta Sanlucar de Barrameda en Cádiz.



De nuevo en el camino, cruzamos  el canal del Guadiana y nos unimos a una senda que nos lleva a través de arrozales y algodonales por los que es fácil perderse.
La presencia de una densa nube de mosquitos, rápidamente pone en evidencia el graso error que es emprender este tipo de rutas sin unas buenas gafas de sol.



Una vez vadeada la desembocadura del Guadiana, seguimos el camino del práctico, a tramos pista de tierra y asfalto desgastado, que transcurre en su totalidad a la margen izquierda del río Guadalquivir.



A pesar de la ausencia de desnivel, los 100 km acumulados en una jornada de ocho horas, hacen de la etapa un ejercicio interesante.






domingo, 27 de diciembre de 2015

TransAndalus

Una ruta de 2000 km cuyo recorrido circular atraviesa las 8 provincias andaluzas, un perfecto ejemplo de colaboración altruista, pues la senda ha sido trazada por bikers de las provincias por las que transcurre, coordinados a través de internet.

Un escenario perfecto para disfrutar del cicloturismo gracias a la riqueza natural y el benigno clima de las tierras de esta comunidad autónoma.



 Montados en nuestro footbike recorremos por etapas esta maravillosa ruta que nos sumerge en parques naturales como el de los alcornocales, estrecho de gibraltar, sierra nevada, sierra de cazorla, sierra morena o doñana entre otros.

Un camino con rincones sin igual,
plagado de simpáticos espectadores.



martes, 22 de diciembre de 2015

Un Camino de Santiago diferente

En Septiembre del año pasado decidí hacer el camino de santiago, en busca de nuevas experiencias, como muchos antes que yo, elegí la ruta denominada como "camino francés", cuyos 775 km transcurren desde Roncesvalles ,tras una rápida bajada de los pirineos, a través de Navarra, La Rioja , Castilla y León y Galicia, hasta la ciudad santa de Santiago de Compostela.


Lo que fue sin duda más peculiar es mi medio de transporte, pues el camino se puede hacer a pie, a caballo o en bicicleta, pero nadie había visto a alguien hacerlo en footbike.


Viajar solo y en un vehículo tan llamativo, pronto me hizo reconocible en la senda, y fueron muchos y buenos amigos los que encontré.


Gente de edades, nacionalidades y culturas diferentes, pero todos con un objetivo en común, seguir adelante.
En este sentido el camino es ciertamente reconfortante, pues en la bondad y compañerismo que se respira entre peregrinos se intuye lo mejor de nosotros.
La belleza de los paisajes te inunda de una tranquilidad que te hace sentir libre.


Y en sus sendas se aprende el sentido de aquello que se dice, que solo perdiéndote  te encuentras a ti mismo.



Además del indudable crecimiento personal,el camino, gracias a su historia y arquitectura, nos deleita con una imponente riqueza cultural.



Por estos y otros muchos motivos, el camino de santiago es una experiencia altamente recomendable.Y el footbike el compañero perfecto.¡ Yo quedé prendado del "footbike-packing"!

domingo, 20 de diciembre de 2015

¿Por qué el sur?¿ Por qué en footbike?


Los paisajes creados por el encuentro entre las nubes de las sierras del sur de Europa y las del norte de África, así como la belleza de sus playas, hacen de la costa de Cádiz, un escenario inmejorable para animarse a disfrutar del deporte en la naturaleza. Su agradable temperatura media anual y la escasez de precipitaciones, nos ofrece un número importante de días con las condiciones perfectas para salir de ruta.

El footbike es tan divertido como exigente en ruta y su ritmo promedio es ideal para disfrutar del paisaje. 

Su diseño ligero lo hace perfecto para acceder a senderos realmente engorrosos para las bicicletas convencionales.
En definitiva, el footbike es el compañero de ruta ideal para salir a disfrutar de los innumerables paraísos naturales que nos ofrecen las tierras más meridionales del continente europeo.