martes, 22 de diciembre de 2015

Un Camino de Santiago diferente

En Septiembre del año pasado decidí hacer el camino de santiago, en busca de nuevas experiencias, como muchos antes que yo, elegí la ruta denominada como "camino francés", cuyos 775 km transcurren desde Roncesvalles ,tras una rápida bajada de los pirineos, a través de Navarra, La Rioja , Castilla y León y Galicia, hasta la ciudad santa de Santiago de Compostela.


Lo que fue sin duda más peculiar es mi medio de transporte, pues el camino se puede hacer a pie, a caballo o en bicicleta, pero nadie había visto a alguien hacerlo en footbike.


Viajar solo y en un vehículo tan llamativo, pronto me hizo reconocible en la senda, y fueron muchos y buenos amigos los que encontré.


Gente de edades, nacionalidades y culturas diferentes, pero todos con un objetivo en común, seguir adelante.
En este sentido el camino es ciertamente reconfortante, pues en la bondad y compañerismo que se respira entre peregrinos se intuye lo mejor de nosotros.
La belleza de los paisajes te inunda de una tranquilidad que te hace sentir libre.


Y en sus sendas se aprende el sentido de aquello que se dice, que solo perdiéndote  te encuentras a ti mismo.



Además del indudable crecimiento personal,el camino, gracias a su historia y arquitectura, nos deleita con una imponente riqueza cultural.



Por estos y otros muchos motivos, el camino de santiago es una experiencia altamente recomendable.Y el footbike el compañero perfecto.¡ Yo quedé prendado del "footbike-packing"!

No hay comentarios:

Publicar un comentario